martes, 27 de enero de 2009

Avino Invisible. Quinto Certamen de maridaje (Bami 34, 17 de enero de 2009). REVIVAL

Querida Generalidad, Se ha cumplido un año. Un ciclo que se ha cerrado con está última convocatoria en la misma sede que lo vio nacer. 4 estaciones han pasado sin que en ninguna de ellas faltase el condimento esencial de la Generalidad: el AVINO INVISIBLE. El 2009 traerá sin duda nuevos sabores y retos culinarios.

La fecha de la última convocatoria no se estableció de forma aleatoria, sino que fue pensada para permitir la asistencia del único avino que nunca lo había hecho, doña Eulalia y su retoño pelón. A esta suma se le unieron posteriormente otros maridadores que compusieron el Avino de invierno. A continuación y para memoria de todos, paso a relatar los asistentes:

- Pinhe

- Bea

- Primo

- Negra

- Paula

- Lali

- Berni

- Ale

- Luisa

- Merche

- Bienve

- Mercedes Madre

- Diego

- Charlotte

- Helena

- Manu

- Mari

- Rubia

Y en nuestras mentes y corazones:

- Ángela

- Carlitos

- Conchi

- Rodrigo

Los previos a la convocatoria fueron sin duda algo caóticos. Por un lado, algún que otro fanático se dedicó a criticar a todos por no guardar la invisiblidad avinera, siempre hay alguien dando por saco, pero…que razón tenía. Por otro, el número de los asistentes crecía sin parar, y la Generalidad sufría un panic attack pensando en los 25 platos que se iba a tener que engullir, algunos no almorzaban esa mañana, con la idea de dejar el hueco pertinente. Nervios, excitación.

La cita eran las 21.00, pero como nota original, los miembros de la Generalidad fueron llegando con antelación (supongo que de nuevo motivados por el miedo a empezar a comer a las 22 horas y terminar a la hora del desayuno). La Rubia, como no, va en cabeza del grupo de avanzadilla, y llega, sin novedad, la primera. Arteidea ha sido desmantelado para la ocasión. Se perciben elementos ya conocidos como las mesas alargadas, la pizarra aun por colorear, las copas, los platos, y elementos novedosos como el fotocol en el que será retratada la Generalidad, el mantel oficial del Avino traído de la remota Alemania, los premios ideados por la Merche y el atuendo intimidatorio de los anfitriones de Bami que presentía el desenlace de la noche.

Los avineros van llegando con sus correspondientes maridajes. Todos y cada uno son retratados profesionalmente, la cocina del Pinhe, esa nuestra habitación favorita de cualquier casa habida y por haber, se va llenando de platos y olores sugerentes. La azafata Negra coloca la barra libre, ganan por goleada las botellas de wisky. La cocina se convierte en habitación de fumadores mientras que el salón queda libre de humos…todos tememos crear un antecedente sin precedente, menos mal que nuestra querida avina Bea es una de las nuestras, una gran echadora de humos. Hay esperanzas.

Mercedes madre reaparece en el avino llena de esperanzas, los Mira son mayoría y eso nos pone a todos los pelos de punta, de hecho, eso intimida más que los atuendos de los anfitriones. La cocina está a tope, entre los fumadores y los ultimadores, apenas cabe un alfiler. La cosa se está alargando. Luisa está muy callada, estará asustada?

La mesa del salón se va llenando de platos, bandejas, papelitos con números y… el timing, ese gran aliado o enemigo… estamos en manos de dios o del Pinhe, que pal caso!! La mesa de Arteibea se llena de colores. Las pituitarias de la generalidad se ponen a funcionar, el hambre acucia. En esta ocasión los caldos son invernales, mayoritariamente tintos de diferentes texturas y algún que otro blanco y oloroso. El speaker inaugura el certamen con su discurso de apertura…como nos gusta escucharlo a el y a sus interruptores! La pimentada tartateta es saboreada con un oloroso, se continúa con unos deliciosos rollitos de salmón de una de nuestras guiris que no son guiris cualquieras, el número tres vuelve a repetir dueño y expone ante la generalidad un precioso plato de frutas vinícolas con delicias rojas de lugares míticos, y quesus provenientes de las cuevas mas profundas de los Europeos picos de Asturias, yes Españe!, todo ello maridado con un vermú de pueblo ligeramente limeado. A continuación participa la primera de los Mira y la generalidad tiembla, se nos ofrece unos tubulares (todos no los va a hacer la negra) rellenos de Francia maridado con un tinto de sabor a frutas del bosque (algunos avineros repiten plato ante el insulto de novatos por parte de algunos talibanes del evento). A estas alturas el ritmo de la competición es tan alto que hasta al colmo de la avanzadilla le cuesta seguirlo. Será quizás el ansia de terminar antes de las 8 de la mañana, o el deseo de consumir su propio plato antes de que nadie pueda probar un bocado más. Y llegan los trigos manuelinos y de nuevo una Mira a concurso, la Generalidad tiembla ante la ensalada merecedora acompañado de su vino dulce, de la tierra. Berenjenas enanas. Tempuras escanciadas…o dios!! un allegado a los Mira, un político…no hay manera de boicotearla, sus vasconadas niponas impactan en los comensales, la Generalidad la odia y le teme, nunca un uniforme de cocinero nos dio tanto miedo. Y por si esto no fuera suficiente, la sigue otro allegado a los Mira, con su ongi-étorri…esta familia nos va a matar!

A estas alturas de la noche, los engullidores se muestran tranquilos, no ha habido ningún anuncio y apenas si ha habido ovaciones. Eso si, se sigue sin fumar en el salón, que respetuosos somos con la infancia. Y llegan las carnes, los platos fuertes. Cuando ya casi nadie puede comer más…llegan las carnes!! pero como dignos miembros de la Generalidad avinera se hace un esfuerzo y se descubren los protos naranjados de la lejana Alemania de Triana, las espinacas acompañadoras y los padres del cordero, oh dios…otro Mira!!. este nuevo elemento trata de conquistarnos con su papel de plata, pero nosotros solo podemos seguir mirando con recelo a los que, todos sabemos, están acaparando el Avino. UFF, y llegan los postres. Dulces piononos legendarios con cuento incluido, mezclas imposibles de frutas del bosque con lacteos de herbívoros peludos, dulces de cacao con potentes afrodisiacos (el sector femenino soltero, se tira de los pelos…."dios…a quien voy a acosar!!"), francogalletitas y dulces digestivos menteados de la lejana Marruecos en honor a Vasestina. Por último, aparecen las trufas deformes de la azafata del mismo color, que es maridado con un vodka caramelizado y amenizado con un ritual que nos mantiene a todos expectantes, Negra, objetivo conseguido!

Se acabó, no queda más por consumir y la Generalidad que debe estar sedienta, se tira cual locos a la barra libre….hay que calmar los nervios antes de las votaciones.

Y llega la hora de la verdad. En esta ocasión, el equipo técnico ha venido sin equipo técnico, así que volvemos al tradicional método de la papeleta en el jarrón. El Speaker trata de introducir cambios, no son escuchados…para variar. Se pasa a la relación de las normas, para aquellos que aun no se han enterado, y la Azafata Negra hace el laborioso trabajo de recordar cada uno de los platos. El evento adquiere cierto carácter poliglota y se hacen varias presentaciones en diversos idiomas. Se pasa a las votaciones. Se leen las papeletas. La Rubia es humillada. Y cuando creía que se había salvado, es humillada de nuevo ante las risas de la Generalidad. Su corazón de writer llora sin consuelo. Su estatus es salvado por una pequeña fémina, de las que no saben a quien acosar, que le ha dado 3 points!!!.

Finalizado el escrutinio, los gritos de felicidad provienen de las siguientes gargantas:

Primer premio: Bea maridame-un-ladrillo-a-la-cuba-con-ella y su tempura escanciada

Segundo premio: Pinhe entre-sus-mujeres-deja-de-cocinar-ya-ostia! Y la madre del cordero

Tercer premio: Mercedes Mira como-no-este-apellido-otra-vez-y-gracias-otra-vez-por-votar-a-tus-hijos y su ensalada merecedora.

Mención especial: Azafata Negra se-acabaron-los-tubulares-y-pasamos-a-las-circunferencias-oish-que-contenta-estoy.

Se hace la entrega de premios, se cuelgan las medallas, la ganadora recibe su varilla batidora, se hacen las fotos de rigor, corre el alcohol, corren las ovaciones, corren los cánticos, corren los himnos de juventud, corre la Generalidad, en definitiva, se corre hacia el Avino siguiente, sin novedad regulatoria a pesar de los intentos. El Avino es nuestro certamen, el certamen de la Generalidad, que somos todos, y sea o no invisible, será para siempre el AVINO INVISIBLE.



Con el nuevo Windows Live lo tendrás todo al alcance de tu mano

5 comentarios:

Merche dijo...

Graciaaaaas, rubi!

Speaker dijo...

Plas, plas (onometopeya de aplauso)

bea mari dijo...

Salud y avino, no hay más...

Negra dijo...

una vez mas y como no podia ser de otra manera...MARAVILLOSA.
Sin duda lo bueno se hace esperar...
Ole rubia!!!

aLe dijo...

a mi próximo viaje/evento me llevo una rubia para q m haga las crónicas...